Por Mike (Foto: Alex Turner is god) - Viernes, 27 de Enero de 2012

El del pasado viernes era uno de esos conciertos por los que cuentas con ilusión e impaciencia los días y más aún cuando no es en tu ciudad y el concierto se convierte además en una perfecta excusa para salir un día o dos de tu rutina y hacer algo de turismo.

Grupo: Arctic Monkeys + Miles Kane
Fecha: 27/01/2012
Sala: Palacio de los Deportes de Madrid
Ciudad: Madrid
El escenario era ideal (la última vez que vi a los Arctic Monkeys en Madrid fue en Vistalegre donde la acústica deja muchísimo que desear) y el cartel era, como digo en el título de esta crónica un 2x1 en toda regla, y es que el disco debut de Miles Kane me parece de lo mejorcito de 2011, bastante mejor que el último de la banda de Sheffield a la que lleva teloneando unas cuantas fechas debido a su amistad con Alex Turner, con quien forma The Last Shadow Puppets (hay segundo disco a la vista, cosa que celebro).

Kane hacia su aparición en el escenario con bastante puntualidad, solo un par de minutos pasaban de las nueve de la noche y lo hacia con un pabellón ya lleno, consciente de que no era uno de esos conciertos en los que puedes permitirte tomarte unas cañas haciendo tiempo hasta que el cabeza de cartel haga su aparición.

Arrancó su actuación con "Better left invisible", una de mis preferidas de ese gran disco que es Colour of The trap, del que solo se dejó tres temas fuera del concierto y se permitió el lujo de incluir en su repertorio una versión de Jacques Dutronc, "The Responsible", y de estrenar un tema llamado "Woman's touch", que irá incluido en su segundo trabajo. Me llamó la atención sus movimientos de piernas sobre el escenario, dignos de un boxeador y su apariencia física que, como bien me comentaba Jorge Hijar de Crazyminds.es recordaba a un jovencísimo Paul Weller.

La temperatura del recinto subió cuando soanaron Rearrange (para mi el mejor tema del disco), "Come Closer", algo lógico siendo el single y con el tema con el que cerró la actuación, Inhaler.

El veredicto: "empiezo a contar los días para que llegue el FIB para volver a verlo sobre un escenario".

También con bastante puntualidad aparecían los auténticos protagonistas de la noche, los Arctic Monkeys, una de mis bandas favoritas pero que, en mi opinión, está yendo de más a menos y repito que es mi opinión y es que sus dos primeros discos me parecen muy superiores a sus dos últimos, donde el sonido es más oscuro. Mi amigo Iñigo Soler me comentaba que es admirable cuando una banda que ya ha tocado techo, que cuenta con el apoyo de los medios y del público, logra reinventarse disco tras disco y realmente es lo que hace la banda de Alex Turner, bueno, a partir de ahora voy a llamarle más bien la banda de Matt Helder y es que el batería me parece de largo el mejor del grupo (algo que ya he comentado en varios posts en los que hablaba de la banda inglesa), pero no comulgo demasiado con el nuevo estilo del grupo, un cambio del que mucha culpa tiene Josh Homme, productor de los últimos dos discos y cantante de Queens of The Stone Age.

Hablábamos de reinvención y es algo aplicable a la cabeza de Alex Turner, y no hablo de su cerebro, hablo literalmente de su cabeza y es que cambia de peinado en cada disco y el peinado rockabilly que luce actualmente (no sé quien habrá sido el que le ha dicho que le queda bien)consigue que tenga buen recuerdo de aquellas melenas con las que actuó en el MTV Winter de Valencia hace un par de años ya.

Nada menos que 20 temas fueron los que, en hora y media aproximadamente, formaron el setlist de la banda de Helders y cía, con alguna que otra sorpresa como Evil twin, tema que no figura en ningún álbum de la banda sino que fue incluido como cara B del single del tema que da nombre a su ultimo disco Suck it and see, disco que, como es lógico fue el principal protagonista dentro del repertorio con hasta 6 temas que, desde el tema con el que arrancó el concierto, "Don't sit down 'cause I've moved your chair" (el nombrecito se las trae) hasta "Suck it and see" que fue el primero de los bises, fueron entrelazando con temas ya clásicos como "Teddy Picker", "I bet you look good on the dancefloor", "The view from the afternoon" o el tema que hizo a todos los que llenaron el Palacio de los Deportes llevar mano al bolsillo sacar el móvil y grabar video, "When The sun goles down", probablemente el mejor tema de la banda y uno de los mejores de los últimos 20 años en mi opinión.

Tras tocar el segundo bis, "Fluorescent adolescent", Turner invitó, para deleite de los afortunados que allí nos encontrábamos, a su amigo Miles Kane para interpretar juntos "505" y poner así el broche de oro a una noche redonda con dos auténticos genios que aún tienen mucho que decir y es que tanto Turner como Kane siguen siendo insultantemente jóvenes y un servidor, aunque se queje de las reinvenciones, seguro estará en la próxima visita de los monos del Ártico.


Crónica cedida por La Gramola de Keith.
© 2014 Redacción Atómica. 88.8 FM. Todos los derechos reservados
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. OK. Para más información o cambiar la configuración pulse en Política de Cookies